Cómo Limpiar Vinilos Fácilmente

Pese a que el vinilo es uno de los formatos más venerados por la humanidad, nuestro amado vinilo tiene propensión a atraer el polvo y la suciedad. Expuesto a sesiones a altas horas de la madrugada, largos fines de semana siendo nuestro más fiel compañero y viajes de ida y vuelta al trabajo. Vinilos que un día estaban nuevos y relucientes pueden comenzar a tener un aspecto más desgastado de lo que nos gustaría. Y eso sin mencionar esas gemas para coleccionistas encontradas en mercados de segunda mano y ferias de discos que puede que no hayan sido limpiadas jamás.

Huellas, polvo, electricidad estática, arañazos… todos estos elementos crean ruido no deseado en el que se supone que es el formato audiófilo por excelencia. Los chasquidos y pequeños saltos (cracks and pops) que a veces consideramos entrañables e inherentes al vinilo, pueden llegar a convertir su escucha en dificultosa e incluso inaudible en los peores casos. Además, incluso elementos como la grasa y suciedad presente en nuestras manos pueden comerse lentamente la superficie del vinilo, devaluándolo seriamente. Y todo esto sin tener en cuenta las agujas desgastadas.  Por suerte, la solución es más sencilla de lo que pueda parecer. Sigue estos sencillos pasos para limpiar tus vinilos y no tendrás que preocuparte más del polvo y las huellas nunca más.

Pasos para limpiar tus vinilos

  1. Quita todo el polvo y electricidad estática con un cepillo para vinilos
  2. Inspecciona el vinilo para ver si tiene marcas visibles y/o imperfecciones
  3. Aplica líquido limpiador en las zonas difíciles
  4. Limpia usando movimientos circulares
  5. Aclara y seca el vinilo
  6. Guarda de nuevo el vinilo de manera correcta para prevenir futuros problemas

Quita todo el polvo y electricidad estática con un cepillo para vinilos

Vinyl Record brush

Es exactamente el mismo concepto que barrer antes de fregar. Eliminar el polvo y la electricidad estática antes de usar el líquido limpiador te hará la vida más fácil. Emplea pasadas de cepillo largas y suaves con un cepillo para vinilos para asegurarte de eliminar toda la suciedad sin dañar la superficie del vinilo. Hay muchas opciones en el mercado, nosotros personalmente os recomendamos este kit para de limpieza de vinilos (también disponible en nuestra tienda estadounidense) que incluye todos los productos necesarios para el proceso completo. Nosotros lo utilizamos a diario en la oficina y en casa y los resultados son fantásticos.

Inspecciona el disco para ver si tiene marcas visibles y/o imperfecciones

Vinyl Record blemish identification

Utiliza una luz blanca y suave para inspeccionar la superficie del vinilo en busca de manchas, borrones y huellas. Este tipo de zonas difíciles necesitarán tiempo y esfuerzo. En ocasiones, especialmente cuando compras lotes enteros de vinilo usado, puede que tengas que fregar todo el disco.

Aplica líquido limpiador en las zonas difíciles

Discogs Vinyl Record Cleaning Kit

Una vez que hayas identificado las zonas difíciles del vinilo que requieren una limpieza más exhaustiva, aplica directamente el líquido limpiador. Tendrás que tener cuidado para evitar mojar la galleta del disco con ningún líquido, ya que esto puede causar que la resina epoxi pierda sus cualidades y la galleta se descolore. Como sabemos que esto suena harto complicado, os recomendamos nuestro kit completo de líquidos limpiadores de GrooveWasher. Este kit incluye todo lo necesario para facilitaros el trabajo.

Limpia manchas y huellas

Una vez que hayas aplicado el líquido limpiador a la superficie del disco, asegúrate de limpiar aplicando presión y movimientos circulares con el paño de microfibra. Gracias a esto, podrás eliminar las manchas. Asegúrate de evitar la galleta a toda costa, ya que el líquido podría dañarla.

Aclara y seca el vinilo

Lo ideal será que utilices un spray con agua o, si eres todo un ninja con las manos, puedes hacerlo en la pila de la cocina a chorro. Asegúrate de eliminar cualquier resto de líquido limpiador que pueda quedar en la superficie. Después, seca el disco utilizando un paño limpio, diferente del que utilices para limpiar las manchas. En este punto del proceso, tendrás que evitar volver a marcar nuevas huellas en el vinilo. Coge siempre el vinilo por los ejes o por la galleta para obtener el mejor resultado posible.

Guarda de nuevo el vinilo de manera correcta para prevenir futuros problemas

Como norma general, asegúrate de que todos tus vinilos tengan una funda interior y de tratarlos con delicadeza cada vez que los saques de su funda. Y eso es todo, cuidar apropiadamente de tus vinilos te garantizará poder disfrutarlos por mucho más tiempo. Si quieres leer más sobre este tema, puedes hacerlo aquí.

Nota final: Para todos aquellos que tengáis que limpiar una gran cantidad de discos, podéis plantearos comprar una aspiradora automática para vinilo o una máquina limpiadora. Estas máquinas reducirán considerablemente el tiempo de limpieza. Eso sí, tened en cuenta que son una inversión importante dirigida fundamentalmente a profesionales del sector o grandes coleccionistas.


Return to Discogs Blog

Leave A Reply