Entrevista con El Palmas: Descubriendo el oro venezolano

Maurice Aymard (a.k.a El Palmas) vive en Barcelona pero nació en Venezuela. La música representa una parte muy importante de su vida tanto como fan pero al mismo tiempo desde la perspectiva laboral y profesional como dueño de una tienda de discos, de un sello discográfico y como DJ. Los primeros pasos en el negocio los dio en Caracas, donde regentó una tienda de discos llamada Galaktika Records que pronto se convirtió en un sello discográfico y más tarde también en un sub-sello (éste último llamado Apersonal Music).

Ya de muy joven, Maurice estaba obsesionado con la música electrónica pero ha sido más recientemente que se ha encontrado con sus raíces redescubriendo la música de su pátria natal, Venezuela. Así es cómo decidió fundar El Palmas Music, su última aventura en el negocio de la música. La tarea de Aymard en este nuevo proyecto consiste en sumergirse en la historia de la música contemporánea de su país, que le ha llevado a descubrir discos maravillosos de artistas tan dispares como Daniel Grau y Rada, quienes ha compilado y reeditado. Pero aún hay más, ya que también ha firmado un par de nuevos artistas como por ejemplo Contento y Acid Coco, quienes reivindican el legado Afro-Caribeño mezclando influencias de la música de club.

Te invitamos a sumergirte en este maravilloso universo musical caribeño sin importar donde estés ubicado. A continuación encontrarás algunas perlas que el mismo Aymar ha seleccionado de su catálogo acompañado de algunas explicaciones y anécdotas relacionadas con los discos que ha ido editando y reeditando en este último año de vida del sello. El último release, por cierto, es una fantástica compilación seleccionada por El Dragón Criollo y él mismo que resume perfectamente el legado musical Venezolano.

Puedes encontrar más discos de El Palmas en venta en Discogs aquí.

Discogs: Quien eres y cuál es tu background en la música y en el coleccionismo de discos?

Maurice Aymard: Mi nombre es Maurice Aymard, también conocido como El Palmas. Nací en Ciudad Bolívar, Venezuela, y he estado involucrado en distintos ámbitos de la indústria de l música desde 1999. Todo empezó en Caracas, dondé abrí mi primera tienda de discos llamada Galaktika Records. En ese momento también tenía una web musical dedicada a eventos y certámenes culturales que se llamaba Caracas y Qué? Más tarde me convertí en DJ y en booking agent. Esos tiempos fueron memorables para mi, y la eclosión de la escena de música electrónica moderna en Venezuela (las raves se empezaron a popularizar en el país) y yo fui parte de ese movimiento. En 2003, me mudé a Barcelona, donde aún sigo viviendo, y allí moví la tienda conmigo, más tarde, la marca Galaktika se convirtió en un sello que a día de hoy acumula más de 100 releases y también una agencia de booking. Yo me convertí en productor, con un album debut en 2013. Al mismo tiempo empecé un segundo sello discográfico, Apersonal Music (sobre el 2010), que ya no existe. Actualmente me encuentro empezando una nueva aventura que he bautizado como El Palmas Music, donde trato de plastar todo el conocimiento que he ido adquiriendo a lo largo de los años. A parte de esto, colecciono discos desde hace muchísimos años.

D: Cual es tu primer recuerdo que guardas relcionado con la música? Cuál es el primer disco que recuerdas comprar con tu dinero?

MA: Cuando era joven (tenía 16 años) recuerdo que tuve mi primer trabajo como entrenador de tennis, y me pagaban cada 15 dís. Cada vez que me pagaban el salario, mi mejor amigo y yo íbamos a una tienda mitiquísima de Caracas que se llamaba Esperanto. La recuerdo como un sitio mágico donde se juntaban artistas, periodistas y amantes de la música en general. Cada vez que íbamos, salíamos con un montón de CDs bajo el brazo. Recuerdo que el cantante de Los Amigos Invisibles trabajaba en la tienda y siempre nos aconsejaba discos que comprar. Por aquel entonces, mis grupos favoritos eran Faith No More, Nine Inch Nails, y bandas locales como Sentimiento Muerto. La mezcla del industrial y la intensidad del rock me robó el corazón. También recuerdo que mi padre era un gran amante de l música. Tenía una pequeña pero maravillosa colección de discos, y su familia tuvo una tienda de discos en la ciudad de Mérida, la primera que hubo en la ciudad. De alguna manera estábamos todos conectados. En 1992 me mudé a los Estados Unidos durante un tiempo, y allí me quedé flipado por el Hip Hop. En ese época compraba un montón de cassettes de 2 Live Crew, Dr Dre, MC Hammer y Vanilla Ice.

Maurice Aymard El Palmas

Foto de  Georgina Maldera.

D: Como propietario de tienda de discos y de un sello discográfico, has estado muy involucrado en la indústria de la música durante mucho tiempo. Cuéntanos tu experiencia.

MA: Abrí mi primera tienda de discos en el año 2000 en Caracas. Estábamos especializados en música electrónica de baile principalmente. Importábamos un montón de vinilos y CDs desde los Estados Unidos y el Reino Unido. También apoyábamos mucho a la escena local. Recuerdo aquella tienda como un sitio mágico. Había clientes que venían cada día a comprar discos y muchos otros amigos que estaban allí todo el día charlando e intercambiando conocimientos. Era una locura, comprábamos música cada día y el negocio iba realmente bien hasta el día que llegó Chávez al poder. Tengo muy buenos recuerdos de ese momento, viviendo el efervescente nacimiento de la escena rave. El atmósfera en la ciudad en ese momento era espiritual y mágico. Hice muchos amigos y pinché en un montón de salas increibles. Los recuerdos son maravillosos.

Entonces decidí moverme a Barcelona y abrir una segunda tienda de discos, pero las cosas fueron totalmente diferentes aquí. Había mucha competitividad y el sonido era completamente diferente. Tuve que adaptarme, y mis gustos cambiaron al entender la escena en Catalunya y en Europa. Tampoco tenía amigos y no conocía a nadie, lo que significa que me sentía muy solo todo el tiempo. En mi opinión, mudarse a un nuevo país es una de las cosas más duras que he hecho, aunque no tuve más remedio porqué Venezuela empezó a evolucionar hacia el comunismo. Otra cosa muy dura para mí fue estar lejos de mi familia.

Abrí una segunda tienda en 2004. Estaba allí de 11:00 a 21:00 de Lunes a Sábado con mucho trabajo y esfuerzo para sobrevivir, pero poco a poco las cosas empezaron a tomar forma y finalmente el negocio funcionó de forma muy activa. Empezamos a conocer a artistas locales como Pablo Bolivar y Iñaqui Marin. También conocí al productor brasileño Gui Boratto y al productor sueco Martinez (quien tenía un sonido muy parecido a Trentemøller, que yo amaba en ese momento).

El siguiente paso fue abrir un sello discográfico, Galaktika Records, que se llamaba igual que la tienda. Aquellos años fueron maravillosos. Vendíamos alrededor de 1,500 copias de cada release y creamos una familia en el sello muy bonita con Paulo Olarte, Garnica y Oriol Benedet. Viajamos alrededor del mundo, desde Japón a Ecuador y pinchamos en los mejores clubes de Barcelona. Tiempos memorables!

D: ¿Porqué cerraste la tienda?

MA: Decidí cerrar la tienda en 2008. En aquel momento los DJs ya no pinchaban en vinilo. Fueron los años de la transformación digital (y todos los que pinchaban empezaron a descargarse la música de internet). Continué con el sello y continué pinchando pero decidí cerrar la tienda. Era aún más duro incluso tener que sobrevivir como artista. La escena de la música electrónica estaba muy saturada en aquel momento. Los DJs ya no pinchaban con discos y no había lugar para artistas nuevos, o eras un artista consolidado o estabas muerto. Fue entonces cuando decidí cambiar la dirección de mi carrera y me metí en la moda creando mi propia marca de zapatos, que se llama La Veintinueve. A pesar del cambio de rumbo en mi vida, nunca paré de pinchar, comprar discos, viajar y fichar artistas nuevos para el sello.

D: ¿Cómo de importantes crees que son las tiendas de discos a día de hoy? ¿Cómo crees que internet puede ayudar a hacer crecer el negocio? ¿Discogs ha ayudado a desarrollar tu negocio?

MA: Las tiendas de discos son el agua para la indústria de la música. Yo personalmente sigo disfrutando yendo a tiendas a comprar discos y a hablar con los dueños, que siempre tienen cosas nuevas que mostrarte y nueva música que descubirte. Aquí en Barcelona, me gustsa mucho ir a Barcelona City Records que me trtan genial y, además, tienen un gran catálogo de música Latin, African y jazz. Discogs es uno de los pocos sitios donde puedo encontrar rarezas que no encuentro en las tiendas tan fácilmente, y que ha ayudado muchísimo a mi sello, El Palmas, a crecer.

D: Cuéntanos la historia de El Palmas y porqué lo creaste.

MA: Empecé a perder interés en la música electrónica en general, básicamente dejó de excitarme. La escena quedó vacía en mi opinión, con artistas copiándose los unos a los otros. Creo que perdío la creatividad y efervescencia y todo empezó a sonar a lo mismo. Los sellos siempre sacaban releases a los mismos artistas mientras había un montón de artistas que producían música que, a mi parecer, sonaba vacía. Es entonces cuando pensé que necesitaba un cambio.

Entonces empecé a comprar música de mi país, Venezuela, de los 1960s y ’70s. Empecé investigar la influencia de África y Colombia y conecté con mis raíces. Me costó unos cuantos años darme cuenta que finalmente estaba ante algo completamente nuevo para mi: la conexión con mis raíces Latinoamericanas.

Cuando estás en Venezuela, la Salsa y el Merengue están por todas partes: cuando subes al bus ésta es la única música que vas a escuchar, lo que significa que naces con este sonido en las venas. Recuerdo ir a una sala mítica llamada El Maní Es Así donde tocaban bandas locales de música tropical cada miércoles. Recuerdo ir allí con mis amigos a tomar Cuba Libres antes de una larga noche de fiesta en los clubs. Recuerdos muy bonitos! Aquells noches eran siempre en miércoles (jaja), lo que significa que ese día empezaba el fin de semana para nosotros!

Un muy buen amigo mío y además muy buen artista, Paulo Olarte, empezó a conectar con sus raíces tropicales antes que yo. Él es de Colombia. Lo vio muy claro desde el principio y quiso alejarse de la escena electrónica pivotando hacia un sonido más tropical. Estuvimos hablando durante varios años antes de empezar algo nuevo juntos. Él estaba finalizando su proyecto musical mientras yo montaba la estructura del sello discográfico, y esta combinación de ideas junto a la pasión por la música desembocó en lo que es mi tercer sello discográfico, El Palmas Music. Finalmente, mención de honor a mi fuente de inspiración principal, que es Georgina Maldera, la diseñadora del sello. Sin ella nada de esto hubiera sido posible.

D: ¿Qué tipo de música sacas en el sello?

MA: Los dos primeros lanzamientos fueron disco y Balearic y música electrónica ochentera cruda, pero en este momento estamos más enfocados en el rollo latin, salsa, cumbia, champeta y Merengue. Pero tengo que reconocer que me encantaría sacar algo de reggae, música árabe, hip-hop y música francesa. Lo que significa que, El Palmas Music es y será una casa en la que la experiencia de la música tropical conecte con todos los géneros musicales posibles, que estén conectados de alguna manera a nivel de concepto. Quizás puede sonar raro, pero cuando hay música de por medio, todo es posible!

D: ¿Solo te dedicas a reeditar, o también sacas música nueva?

MA: Sacamos músic nueva pero es genial descubrir joyas ocultas.

D: ¿Solo te dedicarás a sacar música de Venezuela?

MA: Seguiremos lanzando reediciones de música de Venezuela pero en este momento estamos trabajando en otros proyectos para recuperar discos colombianos y un francés. Y, por supuesto, mucha música nueva.

El Palmas Music Catalog


El Mágico Mundo de Daniel Grau (2019)

El legdo de Daniel Grau vivirá para siempre. Es una gran persona, y además sacó discos buenísimos en los 70. Estoy obesionado con su carrera. Para mí, Grau es el Giorgio Moroder de Venezuela. Fue una gran experiencia para mí trabajar con él, pues es muy humilde y muy talentoso.

Fue un honor poder reeditar su primer disco en 30 años y, lamentablemente, éste será el último porqué está muy enfermo. Está luchando contra un cancer. Hay una campaña Gofundme en activo en este momento para ayudarle (por favor, haz un donativo!).

El gran trabajo de nuestra diseñadora, Georgina Maldera, hizo el álbum completo. Mi canción favorita del disco es sin lugr dudas, “Freedom.”

Angel Rada ‎– Tropical Cosmic Sounds From Space (2020)

La experiencia con Angel Rada fue totalmente distinta, porqué es un artista con el que fue complicado tratar. Necesitamos mucha paciencia. Además, no disponía de los masters de su música, lo que significa que fue complicado compilar toda su discografía de los 80s.

Topamos con muchos obstáculos pero tengo que reconocer que llevar la música electrónica a un entorno de música tropical requiere mucho talento. Es un auténtico visionario y un pionero, es por eso que pensé que su legado musical tenia que conocerse alrededor del mundo. Hay muchas canciones suyas que me encantan, pero “La Danza de Kali” es una de mis favoritas.

El Drágon Criollo, La Jungla Music ‎– Je Pense à Toi / La Cumbia Del Desierto (2020)

Esta fue nuestra primera edición en formato single. Además, era la primera vez que sacaba un lanzamiento en este formato en mi carrera, por lo tanto todo un reto para mi. Este lanzamiento muestra al mundo lo que viene del trópico, y lo que significa esto para nosotros. También es una demostración de lo que Paulo Olarte es capaz de hacer.

Mi canción favorita de este trabajo es “La Cumbia del Desierto,” pero a la gente le gusta más “Je Pense à Toi”.

Acid Coco – Mucho Gusto (2020)

Éste es nuestro proyecto principal, y donde el Pop y la música Latina se encuentran. La música de Paulo y la voz de Andrea son una gran combinación. Este álbum es muy completo por muchas razones, desde el artwork obra de Daria Meckhart hasta el master de The Carvery Studio.

Me encanta este trabajo, con lo que para mi es imposible escojer una canción. Lo siento, no me puedo decidir por una. Pero si quieres flipar escucha esto.

Contento – Lo Bueno Está Aquí (2020)

La suciedad y la crudeza de este disco de Salsa-Punk es lo que hace que me encante. Para mi es dificil encontrar algo que suene a lo que suena Contento.

Mi canción favorita es “Dale Melón”, no puedo parar de escucharla. Es una de esas canciones que me hacen estar bien o que simplemente me hacen bailar. Hay otra canción que estoy seguro que os encantará, “Paso Palante”.

El Dragón Criollo – Color De Trópico (2020)

El legado musical de Venezuela es desconocido por mucha gente, es por eso que decidí sumergirme en nuestra historia. Hay mucha musica buenísima en Venezuela de los 60s y 70s, y este arte necesita ser reivindicado. Hay, además, muchísimas joyas de nuestro país que quedaron sepultadas o simplemente se perdieron. Ha sido muy complicado encontrar la música, pero sobretodo localizar a los dueños. También fue complicado encontrar los discos porqué no es fácil encontrarlos en el mercado, con lo cual fue difícil hacer la compilación. Mi canción favorit del disco es “Guajira Con Arpa” de Hugo Blanco.

Interesado en leer más artículos como éste?
No pierdas el ritmo!
Suscríbete a los Newsletters de Discogs para noticias de música, concursos, discos exclusivos y más.
Quieres unirte a la comunidad más grande de fans de la música?
Date de alta y crea tu perfil en Discogs.
––––

Keep Digging

Want to join the Discogs Community of music lovers?
Sign up for an account, subscribe to Discogs newsletters, and discover music articles, exclusive news, limited-edition offers, and more.
––––
Return to Discogs Blog
×